Inspirado por una era de carreras en las que el conductor tuvo que confiar en el conocimiento de su coche tanto como en sus medidores, el reloj de cronógrafo de Monoposto Autodromo presenta su información de una manera simple y elegante.

El reloj se lanzó por primera vez en 2012 y se agotó rápidamente, ahora está regresando como el primer cronógrafo automático de la compañía. Es impulsado por un movimiento Seiko, con cristal de zafiro en la parte delantera y trasera, una caja de acero inoxidable de 43 mm, y una correa de cuero que esta realizada a mano en los EE.UU.

COMPRAR (1500€)