Somos unos grandes entusiastas de los dispositivos que combinan con éxito el arte y la usabilidad, por lo tanto, cuando vimos el sistema de sonido Moonraker, sabíamos que tenía que salir en FLY TO THE STYLE.

A primera vista, Moonraker parece un satélite Sputnik con algunas de sus partes talladas. Está hecho para parecerse a una esfera blanca sentada sobre tres patas de madera que se asemejan a las antenas de Sputnik.

Pero más que su exterior elegante y creativo, el Moonraker es un sistema de sonido completamente funcional y muy bueno en eso. Alberga tanto un woofer como un tweeter, que son bi-amplificados, para asegurarse de obtener un rango de frecuencias casi completo y escucharlo de forma clara y distintiva.

También tiene un amplificador Class D incorporado con una salida total de 150 W y un crossover de tipo activo.

 

COMPRAR