Peak Ice renuncia a la cantidad para crear calidad, haciendo sólo un cubo de hielo a la vez.

Sin embargo, el cubo único que sale del molde de hielo transparente es casi cristalino, gracias a un lento proceso de congelación de arriba hacia abajo controlado por la manga aislada del molde.

En el cubito de hielo veras menos bolsas de aire de lo normal que significa un ritmo de fusión ligeramente más lento, diluyendo su bebida menos que el hielo tradicional por lo que realmente va a enamorar a sus invitados.

COMPRAR (30€)