Una temperatura constante y la falta de luz es un ambiente ideal para el envejecimiento del Champagne, pero solo unas pocas bodegas en Francia llevan eso al extremo al envejecer su líquido bajo el agua del mar.

Abysse es uno de esos, un Grand Cru Brut que lleva 12 meses bajo el mar en la costa del sur de Francia encerrado en una jaula de acero, después de 48 meses de envejecimiento en los tanques de acero inoxidable y barricas de roble francés de Borgoña. Abysse es el único Champagne envejecido en el océano que se exporta a los Estados Unidos, con solo 60 botellas disponibles.

COMPRAR (1500€)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here